La enfermedad del Ojo Seco

El  ojo seco  es  una  enfermedad  producida  por  alteraciones  en  la  secreción lagrimal que se presenta cuando el ojo no puede mantener de forma estable y continua una capa de lagrima sobre su superficie.

Los síntomas  son  sequedad  ocular,  enrojecimiento,  picazón,  ardor, sensación de cuerpo extraño dentro del ojo, lagrimeo y cansancio ocular.

Las  lágrimas  forman una película sobre los  ojos que los protegen de la irritación y los mantiene  humectados  y lubricados.

La producción de lágrima disminuye normalmente con la edad. Aunque el ojo seco puede ocurrir en varones y mujeres a cualquier edad en las mujeres especialmente después de la menopausia, el ojo seco también puede presentarse tras la cirugía refractiva con láser excimer.

El ojo seco también pude estar asociado a enfermedades como artritis reumatoide. Las personas afectadas con ojo seco, boca seca y artritis, pueden estar afectadas por una enfermedad denominada Síndrome de Sjogren.

Las drogas y medicamentos pueden también producir sequedad ocular por reducción de la secreción lagrimal. Puesto que estos medicamentos son generalmente necesarios, la condición de ojo seco puede ser tolerada o tratada con “lágrimas artificiales” o gotas lubricantes.

Tratamiento ojo seco

Los tratamientos pueden ser según la gravedad:

  • Compresas calientes y limpieza pestañas y borde palpebral.
  • Medicamentos corticoesteroides tópicos, al igual de tetraciclina y doxiciclina orales
  • Tapones en los conductos de drenaje de las lágrimas para ayudar a que éstas permanezcan en la superficie del ojo el mayor tiempo posible.
  • Gotas para humedecer, lágrimas artificiales

 

La cirugía es aconsejable si los párpados están en una posición anormal y provocan ojo seco.